PREGUNTAS FRECUENTES

Ventajas implantes dentales

La mayor ventaja de los implantes dentales es que mejoran mucho la calidad de vida de los pacientes, recuperando la sonrisa y recuperando la mordida. Los implantes frenan la degeneración del hueso tras la pérdida del diente: si no se coloca un implante el hueso se va perdiendo, mientras que con el implante se evita el deterioro óseo.

  • Su colocación no afecta negativamente a otros dientes: el implante es la base del nuevo diente, no es necesario tallar otros dientes.
  • No hay dolor durante su colocación: se anestesia la zona para ello y el paciente no siente dolor.
  • Los implantes de titanio son biocompatibles con nuestro organismo: El porcentaje de éxito es del 97,5%, en el resto de casos, (si falla) se repone otro implante tras limpiar quirúrgicamente la zona. No tendría coste adicional y a los tres meses se puede colocar la corona definitiva.
  • Evitaremos tallar dientes sanos y llevar prótesis removibles

¿Es molesto el procedimiento de colocación de implantes dentales?

Los procedimientos quirúrgicos del tratamiento con implantes están muy bien protocolizados y habitualmente se realizan con una molestia mínima o nula. En la gran mayoría de las ocasiones se realizan bajo anestesia local y no presentan molestia alguna.

 

¿Cuánto tiempo debe pasar entre la colocación del implante y la corona?

El tiempo necesario que debemos dejar pasar entre la intervención y colocación del implante dental y la posterior carga de la corona depende principalmente del tipo de técnica usada. Lo mas esperado es un tiempo que va desde 4 a 6 meses después de la colocación del implante

 

¿Existe rechazo en implantes dentales?

Los implantes dentales en su gran mayoría están fabricados con titanio quirúrgico, material que ha demostrado ser biocompatible, bioinerte, estable, con capacidad de integrarse con el hueso (osteointegración) y muy buena tolerancia por parte de los tejidos blandos. Es un metal que no ha demostrado ninguna reacción tóxica ni irritativa sobre el tejido vivo, esto quiere decir que el organismo no lo reconoce como extraño. Por tanto, las posibilidad de que produzca una reacción de rechazo o de alergia a este tipo de material es sumamente improbable. Sin embargo, durante los meses siguientes a su colocación, los implantes pueden sufrir complicaciones que deriven en la falta de osteointegración y, por tanto, pueden tener que ser retirados. Estas situaciones, aunque escasas, suelen deberse a razones como: infecciones de la zona operada, deficiencias en la vascularización, alteraciones en los procesos reparativos del organismo como los que son frecuentes en fumadores y estrés o sobrecarga funcional cuando soportan una prótesis.

 

¿Se pueden colocar implantes dentales y coronas en la misma cita?

Entendemos este procedimiento como carga inmediata – momento en el que se colocan implantes y coronas fijas sobre dichos implantes en la misma intervención. Este nuevo protocolo permite reducir al máximo los tiempos de espera: desde el primer día el paciente tiene «dientes fijos». El caso típico es la situación en que en el mismo día se extraen dientes fracturados o irrecuperables, se colocan los implantes y se ponen los dientes. Esta prótesis dental es fija y estará en boca hasta hacer la definitiva pasados 4 meses. También puede aplicarse a situaciones en que se va a reponer un solo diente. En todos estos casos hay que hacer un estudio detallado de la situación del hueso, articulación y demás factores bucales.

 

¿Cómo es la colocación de implantes dentales?

Los implantes dentales se colocan en el gabinete preparado especialmente. Sólo es necesaria anestesia local. Se crea un entorno estéril para prevenir eventuales infecciones. Los implantes dentales se colocan en una sola visita. El tiempo que suele llevar la colocación de un implante es de unos 30 minutos, incluido todo el proceso. A la semana se quitan los puntos y se revisa.

 

¿Qué se entiende por implante osteointegrado?

Los implantes dentales son aditamentos, como raíces artificiales, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa, capaces de integrarse hasta el punto de convivir de forma sana y totalmente natural con el resto de los tejidos de la boca. Actualmente están fabricados preferentemente de titanio químicamente puro y actúan como sustitutos de las raíces dentales. Tras su colocación dentro del maxilar o de la mandíbula sirven para que, una vez que estén osteointegrados, den soporte a los nuevos dientes artificiales que irán unidos a ellos

 

¿Requieren cuidados especiales los implantes dentales?

Es de obligado cumplimento la revisión periódica con su cirujano, unos buenos hábitos de higiene bucal es vital para un éxito a largo plazo de sus implantes. Con un buen cuidado diario en casa y con las revisiones periódicas de higiene profesional, sus nuevos dientes pueden durar toda la vida. Cada tipo de implante dental requiere de una técnica de limpieza diferente, a menudo con utensilios específicos. Esto se debe a la rugosidad de la superficie del implante, así como las zonas de difícil acceso. Solicite consejo de su dentista o higienista dental sobre qué producto es el que más se adecua a sus necesidades, en función del tipo de implante que lleve.