En cirugía estética el ácido hialurónico es empleado para el aumento de labios y relleno de arrugas faciales siendo esencial en la reparación y la renovación celular de la piel mejorando la suavidad, la elasticidad y la firmeza de la cara.