Afecta a adultos o niños, y a ambos sexos por igual; aunque la edad más frecuente de inicio está entre los 17 y los 20años, y la remisión espontánea se suele producir después de los 40 años de edad en los casos de bruxismo crónico, aunque puede desaparecer por sí solo en cualquier momento de la vida.
Lo que sí es cierto es que el tratamiento del estrés y la ansiedad pueden reducir el bruxismo. Otra opción puede ser una ortodoncia ( ferula de descarga) sobre el patrón de mordida para ajustar o alinear adecuadamente los dientes. Aunque algunas personas no presentan síntomas, el bruxismo puede llegar a causar:

  • Dolor mandibular y de oído.
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Dolor de cabeza.
  • Ansiedad.
  • Tensión.
  • Sensibilidad dental al frío, el calor y los alimentos dulces.
  • Insomnio.